viernes, 30 de abril de 2010

1º de mayo del 2010. 120 años de lucha por el mundo del trabajo .

El sindicalismo internacional se volvera a manifestarse este 1º de Mayo por las calles , en españa con el lema" por el empleo con derechos y la garantía de nuestras pensiones".

Este año se conmemora el 120 aniversario de la celebración por primera vez en España del 1º de mayo, jornada de lucha y reivindicación que junto a la bandera roja representa la tradición más universal del movimiento obrero internacional, simbolizando la renovación anual de la fuerza de la clase trabajadora, para conseguir el cambio hacia una nueva sociedad.

Participar en el primero de mayo es una expresión individual de compromiso con unos valores colectivos que sitúan el trabajo como eje central de la dignidad humana. Participar en las manifestaciones del primero de mayo es confirmar la implicación personal en el trabajo sindical, es potenciar la autoestima colectiva del mundo del trabajo, legitimando socialmente el rol sindical, garantía de continuidad, de poder frente al capital y de autonomía política.

El 1º de mayo tiene su origen en 1884 cuando la Federación Americana del Trabajo aprueba la idea de organizar una jornada de reivindicación por las ocho horas. Se fija el 1º de mayo de 1886, como fecha para tener conseguido el objetivo. La estrategia era convertir el día en el punto de partida para implantar las ocho horas en las empresas o la huelga en las que rehusaran al acuerdo.

El 1º de mayo de 1886 se reivindica: "Ocho horas de trabajo. Ocho horas de reposo. Ocho horas para la educación". Cinco mil huelgas, trescientos mil huelguistas, iniciarán esa jornada de lucha con acuerdo en muchos Estados y sectores de los Estados Unidos.

En Chicago su clase trabajadora provenía de la inmigración, la mayoría de origen alemán, con paupérrimas condiciones laborales: jornadas de catorce a dieciséis horas, sin alojamiento, con bajos salarios y los patronos rehusaban cualquier cesión contraria a sus intereses.

En esta ciudad la huelga se endurece durando varios días de mayo, con graves incidentes con la policía, que causan la muerte a decena de obreros. Durante la celebración de una manifestación de protesta por estas víctimas, se lanza una bomba sobre la policía, ocasionando la muerte de ocho agentes. La policía dispara indiscriminadamente causando un gran número de muertos entre los obreros.

Ante esta explosión de violencia, las autoridades de Chicago, presionadas por los patronos, detienen a los líderes sindicales locales y les somete a juicio sin garantías. Los detenidos son Spies, Fielden, Neebe, Fichcher, Schwab, Lingg, Engel y Albert Parson. Son condenados a la horca. A Schwab, Parson y Neebe ser les conmuta la pena por cadena perpetua. Son los “mártires de chicago”.

Con este precedente en 1889 la Internacional Socialista reunida en París decide organizar manifestaciones en el mundo reivindicando la reducción de la jornada a ocho horas. A partir de ese momento cada 1º de mayo es un día de reafirmación y reivindicación del movimiento sindical internacional.

El 1º de mayo en España

En la reunión de París estaba presente el socialista Pablo Iglesias que responsabiliza al socialismo español de movilizar a los trabajadores con ocasión del 1º de mayo de 1890 en nuestro país, celebrándose manifestaciones en las principales ciudades. En 1931 la II República declara festivo el 1º de mayo, pero en 1937 se prohíbe la fiesta en la España Nacional calificándola de subversiva. En 1956 el régimen franquista declara festivo el 1º de mayo como día de S. José Obrero, representado al santo como trabajador humilde y sumiso. Por el contrario el naciente movimiento de las Comisiones Obreras utiliza el día para fomenta la oposición al régimen y la conflictividad social.

El 1º de mayo 1978 con la conquistada democracia en España, la celebración recupera su marco normalizado de expresión de las reivindicaciones del movimiento obrero.

El 1º de mayo en Extremadura.

En Extremadura su celebración se remonta a la primera década del siglo XX, conectando la realidad local con su celebración internacional, teniendo un enorme grado de dispersión.

A finales de los años ochenta del siglo XX, CCOO y UGT, adquieren tras el 14-D de 1988, una idea global de región que les hace conscientes de la necesidad unir fuerzas, ante la situación estructural de marginación en la que se encontraban los trabajadores y trabajadoras de un territorio periférico y alejado de los centros de poder. Un territorio donde el modo de vida era el propio de una cultura de la pobreza.

Se hace necesario un 1º de mayo único para dar voz al mundo del trabajo extremeño. En 1992 CCOO y UGT llaman a una sola manifestación en Mérida. Es una afirmación de madurez del sindicalismo extremeño, que equilibra sus actuaciones sociopolíticas y su trabajo en la empresa, reforzando su capacidad de influencia y organización, vigorizando su autonomía y firmeza.

El 1º de mayo de 2010 CCOO y UGT volverán a manifestarse por las calles de Mérida reivindicando el empleo con derechos y la garantía de nuestras pensiones. Participar con la que cae es el mejor ejercicio de ciudadanía activa, estaremos acompañados de quienes se manifestaron en estos 120 años de historia.

Ver manifiesto primero de mayo 2010 aquí.
Publicar un comentario