miércoles, 8 de mayo de 2013



La Comunidad Educativa apoya  la Huelga del 9 de Mayo en educación porque:

  • No aceptamos que haya niños y niñas que pasen hambre en los centros educativos. 
  • No aceptamos que se hayan eliminado  ayudas de libros de texto y material curricular.
  • No aceptamos que las suplencias de los docentes tengan que estar sin cubrir.
  • No aceptamos que las Escuelas Infantiles Públicas tengan cuotas tan altas.
  • No aceptamos que se haya eliminado o reducido el refuerzo escolar  y la atención a la diversidad.
  • No aceptamos que las nuevas tecnologías sigan siendo una utopía. 
  • No aceptamos que se cierren centros educativos públicos. 
  • No aceptamos el cierre de centros rurales como medida de ahorro.
  • No aceptamos que se eliminen rutas de transporte escolar imprescindibles para que todo el alumnado pueda ejercer su derecho a la educación.
  • No aceptamos que las enseñanzas no obligatorias en los centros públicos tengan tasas.
  • No aceptamos la reducción de las mejoras, (desdobles de grupo, bibliotecas escolares,...).
  • No aceptamos que se reduzca o elimine la financiación para el funcionamiento de los centros.
  • No aceptamos que se abandone el mantenimiento de los centros educativos. 
  • No aceptamos que se ponga fin a proyectos que han demostrado su eficacia. 
  • No aceptamos el aumento de las ratios.

  • Y no aceptamos muchas otras medidas de recorte y desmantelamiento que se han puesto en marcha con la excusa de la situación económica.
  • Exigimos un cambio radical en las políticas educativas que se están desarrollando en contra el derecho a la educación, dirigidas de forma especial contra todo lo público.


Las Madres y Padres, estudiantes y sindicatos se posicionan contra el proyecto de Ley Orgánica de Calidad Educativa por:

  • No aceptamos que se reforme el sistema educativo por imposición ideológica contando además con el rechazo de la comunidad educativa.
  • No aceptamos que los gobernantes vulneren la legislación vigente, ni que desoigan las sentencias judiciales.
  • No aceptamos que nuestros hijos e hijas se queden sin titular por culpa de las reválidas.
  • No aceptamos que los centros educativos separen  al alumnado por  motivo alguno (sexo, clase social, capacidad económica, etc.).
  • No aceptamos que la Formación Profesional siga siendo desprestigiada.
  • No aceptamos que se piense en la educación como un proceso cuyo principal objetivo sea generar mano de obra y que el futuro del alumnado se supedite al mercado.
  • No aceptamos que se niegue a las familias la participación en el control y gestión de los centros.
  • No aceptamos que las direcciones de los centros sean elegidas a dedo.
  • No aceptamos normas que busquen enfrentar deliberadamente a los sectores de la Comunidad Educativa, rompiendo la necesaria colaboración entre ellos.
  • No aceptamos que se confronten las lenguas cooficiales.
  • No aceptamos que se otorgue a los centros la posibilidad de seleccionar al alumnado. 
  • No aceptamos  la enseñanza de la religión en los centros educativos y  menos que se potencie vulnerando la aconfesionalidad del Estado.
  • No aceptamos los conciertos educativos.
  • No aceptamos que se favorezca el cierre de aulas y centros públicos en el medio rural ya que provoca su despoblación.
  • No aceptamos que la etapa 0-6 sea considerada  etapa no educativa.

Y no aceptamos muchas otras cosas que la contrarreforma denominada LOMCE quiere imponer para atacar igualmente el derecho a la educación y condenar a nuestra sociedad a una involución social.

Exigimos la retirada inmediata de la LOMCE y la apertura de un debate con la participación de toda la Comunidad Educativa para asegurar una Ley útil y duradera. 

Publicar un comentario