martes, 7 de octubre de 2014

Las tertulias dialógicas como recurso cultural y educativo.

Las tertulias dialógicas son una actividad cultural y educativa en la que diferentes personas se reúnen para compartir, leer y dialogar un libro de literatura clásica universal (en nuestro caso textos sobre masculinidades). La intención es que, independientemente del nivel académico de las personas participantes, todas se reúnan y dialoguen de manera democrática e igualitaria sobre los diferentes aspectos que le llaman la atención sobre el libro. Esta actividad está reconocida a nivel académico desde diferentes universidades, grupos de investigación y personalidades (Universidades de Harvard y Massachusets, CREA de Barcelona, ALNARC de Australia ….) como superadora de desigualdades y una gran aportación a la participación social y democrática de colectivos.

Las tertulias dialógicas se basan en los PRINCIPIOS DEL APRENDIZAJE DIALÓGICO. Estos principios son los criterios que regulan su funcionamiento con el objetivo de asegurar la calidad de las mismas así como la participación  activa e igualitaria de las personas asistentes:

1. Diálogo igualitario: Como dice Habermas, lo importante es el poder de los argumentos y no los argumentos del poder. Es decir, todas las personas pueden aportar al diálogo; no hay expertos y aprendices.  Por tanto en el seminario, son tan importantes las aportaciones de un profesor o profesora de universidad como de un estudiante o un educador o educadora de una asociación, etc.

2. Inteligencia Cultural: La inteligencia cultural es una capacidad universal, todas las personas tienen inteligencia cultural porque tienen capacidades innatas para comunicarse gracias al lenguaje. Esto implica el aprendizaje a través del diálogo y de las habilidades comunicativas de las personas.

3. Aprendizaje instrumental: La educación de calidad y la adquisición de aprendizajes instrumentales son esenciales para la actual sociedad de la información. Las tertulias, esta actividad podría calificarse como un seminario, implican formase en las teorías, en nuestro caso sobre masculinidades, de mayor relevancia y actualidad. Por este motivo escogemos los trabajos más relevantes.

4. Solidaridad: Frente a las fuentes de desigualdad social y cultural que existen actualmente, el aprendizaje dialógico promueve comportamientos y acciones solidarias que cuestionan las relaciones y las dinámicas impuestas por el poder o por el sistema económico. Se trata de debatir y aprender compartiendo los conocimientos contribuyendo al enriquecimiento de todas las personas participantes en el seminario.

5. Igualdad de diferencias: La verdadera igualdad es la que respeta las diferencias. La diversidad de las personas que asisten y participan del seminario de tertulias es un enriquecimiento y no una barrera al avance del aprendizaje. El hecho de que haya personas de diferentes culturas, religiones, bagajes académicos y profesionales, géneros, etc no es un impedimento para que se profundice en los temas sino que permite establecer más interacciones que al darse en un diálogo igualitario aumentan y enriquecen el debate.

6. Creación de sentido: Denominamos creación de sentido a los proceso en los que, a través del diálogo igualitario e intersubjetivo, las personas superan las barreras y encuentran nuevos significados en sus vidas, reinterpretan los significados que adquieren de forma crítica, dan forma a sus valores sociales y negocian las relaciones con sus familias y amistades. En el seminario, la reflexión teórica sobre las obras teóricas y la conexión de estas reflexiones con las prácticas educativas y laborales, así como con la actualidad, dotan de sentido a la teoría, y dotan de sentido también a las prácticas educativas y laborales que realizamos.

7. Transformación: El funcionamiento del seminario mediante el diálogo igualitario y la reflexión conjunta contribuye no sólo a dar sentido a nuestra práctica laboral, sino también ha transformarla, mediante la aplicación de nuevos planteamientos que van surgiendo a través del debate. Se abren posibilidades a nuevas formas de ver las situaciones educativas, laborales e incluso cotidianas en las que estamos,  y a nuevas formas de afrontarlas y transformarlas desde planteamientos más igualitarios.

EL FUNCIONAMIENTO  es el siguiente: Una vez elegido el libro entre todos y todas, cada persona lee en su casa individualmente el número de páginas o capítulos acordado para la sesión siguiente y señala los párrafos que más le gusten o que le sugieran ideas para compartir con el resto. Ya en tertulia, las personas que hayan escogido párrafo piden turno de palabra. La persona que modera (que solo modera, pues no debe imponer sus ideas por encima del resto ni utilizar su posición para establecer “relaciones de poder”), da la palabra a quien levante la mano. Esta persona lee en voz alta y explica porqué escogió ese párrafo. La persona moderadora abre turno de palabra para que quien quiera pueda opinar sobre el párrafo y las ideas que plantea. Siempre tiene prioridad quien aun no opinó u opinó menos. Cuando se acaban las opiniones, la persona moderadora da la palabra a la siguiente, y así sucesivamente, en diferentes reuniones, hasta que se acaba de leer el libro. Las reuniones se pueden realizar semanal, quincenal o mensualmente, de una hora, hora y media o dos horas. En nuestro caso son quincenales.

fuente: Seminario Paulo Freire de Cáceres
Publicar un comentario